Capellanes ASC

LÍNEA DE MANDO DEL CUERPO VOLUNTARIO DE CAPELLANES ASC

La Asociación Social de Capellanes ASC, en su Línea de Mando Institucional cuenta con los siguientes grados:

ORDENAMIENTO DE CAPELLANÍA: OFICIAL CAPELLÁN

PLACA GOLDEN

PERFIL OCUPACIONAL

Entendiéndose como la Licencia o aval para desempeñarse en los oficios propios Ministeriales, Espirituales en Hospitales, Orfanatos, Empresas Públicas y Privadas, Cuarteles y lugares de detención.

Los Señores Capellanes Oficiales tienen los siguientes grados:

  1. General
  2. Coronel
  3. Mayor
  4. Capitán
  5. Teniente
  6. Subteniente

ORDENAMIENTO DE CAPELLANÍA: CAPELLÁN SUBOFICIALES

PLACA SILVER MASTER

PERFIL OCUPACIONAL

Entendiéndose como la Licencia o aval para desempeñarse como Auxiliar del Oficial Capellán Ordenado en los oficios propios Ministeriales, Espirituales en Hospitales, Orfanatos, Empresas Públicas y Privadas, Cuarteles y lugares de detención.

  1. Los Señores Capellanes Suboficiales tienen los siguientes grados:
    1. Sargento Mayor
    2. Sargento Primero
    3. Sargento Segundo
    4. Cabo Primero
    5. Cabo Segundo

ORDENAMIENTO DE CAPELLANÍA: CAPELLÁN AUXILIAR

PLACA SILVER

PERFIL OCUPACIONAL

Entendiéndose como la Licencia o aval para desempeñarse como Auxiliar del Capellán Suboficial en los oficios propios Ministeriales, Espirituales en Hospitales, Orfanatos, Empresas Públicas y Privadas, Cuarteles y lugares de detención.

 

 

Este Ministerio cubre multitud de escenarios llevando el evangelio y el servicio espiritual y social a los necesitados:

"El ministerio de la capellanía es un llamamiento antiguo y noble dentro de la iglesia. El ministerio del capellán es compartir y ofrecer el amor de Dios a todos aquellos que se encuentren en necesidad. Los capellanes son hombres y mujeres que aceptan el compromiso de ser instrumentos de Dios en su proceso de restaurar la salud mental, física, social y espiritual de la humanidad - especialmente de los más necesitados.

La capellanía tiene su origen en la persona de San Martín de Tour, quien nació en 316 d. c. en lo que es hoy día Hungría. El joven pagano, a los 16 años se enlistó en el ejército romano donde se destacó como soldado y oficial. A los 21 años, él con la tropa que comandaba, fue enviado a la región de Francia. Una noche de mucho frío se encontró con un mendigo que rogaba sin éxito a todos que le ayudaran. Martín no traía nada que darle a este hombre, ya que, lo único que traía era su capa. De buen corazón, partió su capa en dos, y dio la mitad al mendigo. Esa misma noche soñó que el mendigo era en verdad Jesucristo, y esa visión fue el motivo por lo cual se convirtió al cristianismo y fue bautizado. Después, al compartir su testimonio a otros, muchas personas aceptaron el cristianismo.

Del recuerdo de la capa compartida viene la palabra "capellán". Un capellán es una persona que ha aceptado el llamamiento del Señor Jesucristo de servir a la humanidad en el espíritu expresado por Lucas 4:18 -19 que dice: "El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor."

Hoy día, el término capellán hace referencia a aquellos ministros que ejercen su labor pastoral en instituciones públicas y privadas representando no a una iglesia en particular, sino al creador y sustentador de este universo. El capellán es el miembro del clero que no espera que la gente le venga a la iglesia con sus necesidades, sino sale a buscar a los necesitados en donde estén. La bendita presencia de los capellanes se hace notoria tradicionalmente en asilos, cárceles, hospitales, e instalaciones militares. Pero su socorro y consejo espiritual se extiende a las universidades, agencias públicas como el cuerpo de bomberos y policías, clubs cívicas, instituciones benéficas, y en los barrios bajos y la calle misma.

Las funciones del capellán son varias dependiendo de las necesidades que las personas presentan y las instituciones en que trabaja. Pero siempre es un representante de Dios, un pastor espiritual, y un consejero.

Como "representante de Dios," lleva ante el Señor las necesidades de su pueblo. El capellán es atento a oír las penas y temores de la gente: comparte sus alegrías y esperanzas y los levanta después de los fracasos. Por su interés personal, su disposición de compartir con la gente en lo bueno y en lo malo, y por el socorro que les da, la gente siente el amor de Dios.

Como "pastor espiritual," él le recuerda a la gente que solamente hay vida en Jesucristo y que nuestra vida solamente tiene sentido en él. El capellán le recuerda a la gente de la importancia de seguir los principios de vida establecidos por Dios. Su presencia bendice a la gente y les da fortaleza a seguir adelante un día a la vez, manteniendo la vista en Cristo.

Como "consejero cristiano," el capellán ayuda a la gente utilizar sus recursos espirituales, y de tomar decisiones de acuerdo con la voluntad de Dios. Oye a la gente y les comparte sabiduría. Les da calma espiritual y tranquilidad mental para que puedan salir de sus problemas.

Al empezar su ministerio, se tiene que buscar la dirección de Dios en cuanto al tipo de institución en que desea ministrar. Dependemos de Dios para abrir las puertas a estas instituciones y tocar los corazones de las personas que los administran. Es de suma importancia conseguir permiso para entrar y luego hay que seguir las reglas de la institución al pie de la letra."

Reverendo Gilberto Abels.

Si deseas iniciar tu Ministerio como Capellán debes saber que antes de aplicar es necesario que realices una carrera Profesional Eclesiástica y que estés ante el Estado Colombiano como un Ministro Avalado.

Si deseas más información para pertenecer a nuestra institución, puedes hacerlo dejandonos tus datos. estaremos contactandote lo antes posible.

 

Más Información

www.000webhost.com